Lirica libre, el lugar de las letras de un escritor novel que día a día, trata de ser mejor...

Esta es la historia de un hombre que continua luchando contra su destino... Y confia en que vencera.

miércoles, 17 de enero de 2018

Una breve opinión: La pastelería Bliss

Titulo: La pastelería Bliss
Autor: Kathryn Littlewood
Género: Fantasía
Clasificación: Ficción, novela, literatura infantil
Páginas: 279
Editorial: Ediciones B
Año de publicación: 2012
Saga: La pastelería Bliss (compuesto por 6 libros, pero sólo tres están traducidos al español, los cuales son: la pastelería Bliss, un toque de magia y bocaditos de magia)

Lo que dice en la contraportada:
Todos los habitantes de fuente calamidades adoran la pastelería Bliss, y lo hacen por una sencilla razón: las recetas de todos sus productos son mágicas y provienen de un poderoso libro que ha estado en la familia durante años. De hecho, el primer Bliss en utilizar el libro es responsable de haber hecho un pastel de chocolate sin harina que acabó con la edad media. Pero sobre todo la magia de la pastelería es la responsable de que en Fuente Calamidades todo el mundo sea feliz. Cuando los padres son llamados a un pueblo vecino, los niños Bliss se quedan a cargo de la pastelería durante una semana. Y entonces, un desastre sucede a otro y la magia queda fuera de control. ¡Cunde el caos en fuente calamidades! Por suerte aparece la misteriosa tía Lily y con su ayuda logran que todo vuelva a la normalidad antes de que regresen sus padres. El problema es que…
Modifique la línea final de este resumen porque realmente revela el desenlace de una manera grosera. Que si bien, puede ser obvio, eso no implica que yo lo pasé por alto. No en mi opinión de hoy, not today, mah boy.


Argumento.
Creo que en este caso, dado lo ocurrido hace una línea, sería muy difícil decir de que trata el libro cuando mucho de el ya te lo han contado arriba…
Bueno, querido/a lector/a constante, me extraña que dudes de mi habilidad para meterme en lugares donde no me lo piden a dar mi opinión y como si no fuera suficiente, suma ese talento de inventarme retos torcidos. Así que aquí voy. Otra vez, a tratar de hablar de algo que la breve reseña editorial no haya estropeado ya.
El argumento trata de una pastelería mágica, pero con un guiño a lo clásico. Hay ingredientes simplones como harina o leche, obviamente. Aunque los mágicos no dejan de ser, como he mencionado, un guiño a la fantasía de hechicería/magia. A lo largo del libro se obtienen ingredientes tales como: rayos, el susurro de alguien que nunca haya mentido, los secretos del tiempo y unos más que no recuerdo. Esto me parece grato, tanto por la sencillez de algunos de ellos y sus usos, así como esta conversión a “la modernidad” de la magia. Fuera del prologo, no veremos cómo se consiguen silvestres estos ingredientes, pero eso no quita que sea un buen detalle.
El otro pilar de esta obra, desde mi visión, es la relación de la protagonista, Rosemary, con todos los que la rodean, pero especialmente con su familia, y como no, con su autoestima y autoconcepto. Después de todo, no olvidemos que las lecturas del tipo infantil/juvenil que además tienen protagonistas infantiles/juveniles, suelen ir por estos linderos.
No creo que este mal, sólo creo que por esto (y otro par de cosas más), es comprensible que al “lector adulto, fuerte, maduro, lomo escarlata lleno de cicatrices de la vida, fuerte y dependiente emocionalmente de otros” (por si hay duda, me estoy burlando), no le agrade. Tendemos a creer que, nunca fuimos jóvenes. Jóvenes inocentes, llenos de miedo y dudas, que cometíamos muchos errores por genuina idiotez o por confiar demasiado. Y no quisiera empezar con las inseguridades y ese deseo de pertenecer, que más que una opinión haría una tesis… y aun no es momento de eso. Porque los adultos tenemos muchas cosas de adultos que hacer, como leer novelas infantiles. Je,je,je.
En fin, como se aborda la relación de Rose con los demás miembros de su familia y como se mira ella, es algo que considero el mayor acierto de la obra. Sí, lo de la magia y sus guiños a la fantasía es algo bonito pero, obviamente el cuerpo del libro son las relaciones. Inclusive la magia a veces, jugara un papel secundario en esta obra. Atento a esto, lector/a constante, pues es un simple aviso que con suerte se volverá advertencia si no toleras eso.

Personajes.
Purdy y Albert son los padres de los 4 hijos Bliss y son los pasteleros al mando de la pastelería. Ambos dan la apariencia de ser un buen equipo, aunque de los dos quien brilla por la magia es la madre, ya que el padre se encarga de conseguir los ingredientes especiales. Ambos parecen tener su carácter, pero en reiteradas ocasiones se enfatiza que el padre es el hombre serio de la pareja. Poco más podría agregar, salvo que son un estereotipo y que la protagonista tiene sentimientos encontrados, respecto a ellos.
Thyme, Rosemary, Sage y Leigh (todos nombres de hierbas, aparentemente), son los hijos Bliss. Thyme el mayor tiene 15 años, seguido de Rose (nuestra protagonista) de 12 años, Sage de 8 (si mal no recuerdo) y la menor, Leigh de 3 años. Thyme es un adolescente común enfrascado en su mundo y en lo que él cree importante. Es el cliché del muchacho que quiere ser popular, que le gusta verse bien y que se siente pez grande en un estanque pequeño, que en este caso es el pueblo. Sage es el típico hermano menor de la literatura que se entromete en todo por ser inquieto, que siempre dice lo que debería guardar como un gran secreto y que a la menor oportunidad hace un berrinche porque no se hace lo que quiere. La menor de los 4, es en sí un personaje más de soporte que otra cosa, sólo la incluyo porque es parte de la familia, nada más.
Nuestra protagonista, Rosemary o Rose, para la raza, es la importante en esta historia. No solo por seguir sus pasos, sino por el hecho de que muchas cosas suceden o terminan por su mano y por el pequeño detalle de que es a través de cómo se relaciona con los demás o cómo ve el mundo o lo que espera del mismo que todo sucede. Es un personaje muy simple y complicado a la vez, permíteme, lector/a constante, detallar esto un poquito más.
Es en parte un cliché, en muchísimas cosas. Sus anhelos, como expresa sus ideas y sueños, aquello que desea y podría extenderme, pero creo que se entiende. Ahora bien, el giro es algo simple y bonito. Lo que dota de fuerza al personaje son las tribulaciones por las que atraviesa. No del tipo de Harry Potter, Percy Jackson o Katniss. Rose no va a salvar al mundo (es más, nunca se hace alusión a algo tan grande, pese a que hacen magia con alimentos). Ella se pregunta cosas simples como: ¿quién es realmente para su familia? ¿Por qué ella es la que tiene que hacer tal o cual cosa? ¿Es natural sentirse de esa manera con su persona o imagen? Y cosas similares, que tampoco ahondo para no revelar la trama. Son cuestiones que los adultos (supuestamente), ya no nos preguntamos y eso hace que el personaje sea “bobo o hartante”. Yo por mi parte, creo fervientemente, que esto es lo que dota no únicamente de humanidad al personaje que soporta el libro, sino que también le brinda la caracterización adecuada de un personaje sencillo de pueblo que tiene 12 años y quiere hacer tantas cosas pero no sabe cómo. No puedo decir que me identifico plenamente (ni ayer ni hoy) con el personaje, sin embargo, lo que sí puedo decir es que en mi adolescencia conocí a mucha gente así (y no temprana, a los 20 aun tuve que verme entre gente que se preguntaba cual era su lugar o porque era fea/bonita), y aunque es un poco cliché, tampoco puedo negar que bebe de preguntas reales de gente joven.
La tía Lily, el elemento que faltaba a la ecuación. Digamos que está presente para hacer un contraste y mostrarnos (si somos pequeños y no conocemos aun muchas cosas), esa cara que a veces tiene la gente y de la cual debemos andarnos con cuidado. Y aunque parezca curioso, no revelo nada realmente fuerte de la trama (que como adivinaras, lector/a constante, no es que sea una novela con muchos giros de tuerca increíbles, salvo que seas pequeñito). Finalmente, entiendo este libro como un cuento a la vieja usanza. Te entretiene y tiene una moraleja o un pequeño mensaje.

Hay un puñado de personajes más en el libro, pero la verdad, aportan más contexto los sucesos de la trama que a la narrativa misma. Los protagonistas de una suma, son los números a sumar y pueden ser los que quieras mientras ejemplifiques como funciona una suma. Bueno, Chip, los vecinos del pueblo, Devin, la niñera… nombra a quien quieras y todos son eso, un elemento más.

Estilo.
Narrado en tercera persona, utilizando un narrador omnisciente que sigue en todo momento los pasos de Rose, de la cual jamás se despega, es la forma en que la autora nos adentra a todos estos mundos. Desde el pueblo de Fuente calamidades, la pastelería y familia Bliss, hasta los pensamientos más íntimos y secretos de Rose.

Me parece que está muy bien el trabajo de la autora. Es un libro infantil, y no de cualquier estilo, es una obra grande (como señale en la ficha, 6 libros de los cuales solo 3 están traducidos al español), y pese a todo, la autora se lo toma con mucha calma, no solo en el ritmo de narrar sino en la forma. Utiliza un lenguaje que me atrevo a decir que no sólo es sencillo y claro, sino incluso amigable y que invita a leer. Esto me parece un total acierto pues la novela no te miente en ningún momento. No pretende ser Harry Potter o Canción de Hielo y Fuego para niños (que el creador nos proteja de algo así), y lo demuestra con palabras sencillas, con una narrativa infantil (en lo que describe, recordemos, la mente de una muchachita de 12 años) y que realmente engancha, si entras en el juego. Si accedes, la lectura te atrapa, pasaras las páginas rápidamente pues sumergirte costara muy poco en este mundo y sin darte cuenta lo estarás disfrutando.

No poseo el libro. Mi hermana lo pidió prestado en su biblioteca escolar (y esto no es un eufemismo de que lo robo o algo así), hace un año más o menos. Empezamos a leerlo juntos, en voz alta. Y después obviamente lo dejamos abandonado en las estanterías. Fue hasta hace una semana que me lo presto (expresamente con la intención de que yo acabara de leerlo porque ella ya lo leyó), y que lo termine ayer para que lo pudiera devolver en tiempo. El ejemplar era una edición de tapa blanda. Con el respectivo breve agradecimiento de una líneas. Dividido en un prologo, y si mi memoria no falla, 18 capítulos. Cada uno con un titulo y una imagen alusiva al mismo (un pastelito, moldes, un trueno). La edición es la estándar para cualquier obra, cuidando el detalle de negritas en los títulos, así como negritas y cursivas para algunas recetas, diálogos peculiares y similares. Me parece una edición resistente, que aunque no se cuanto tenga en la biblioteca… es una biblioteca infantil y esta en buenas condiciones. Y realmente me sorprende porque he tenido el infortunio de ver libros de bibliotecas de “adultos” en peor estado y de menos años. En fin, una maquetación en pastas y en letras más que aceptable.

Desarrollo.
Creo que el fuerte de este libro es su protagonista y su estilo sincero. No digo que el desarrollo está mal, realmente, me parece adecuado tomando en cuenta al público al que va dirigido.
Nos encontramos con un inicio que nos arroja de lleno al gran secreto: los pastelitos son mágicos. Esto en el prologo y revelado a la primera (y su contraportada… ¡ay!). Después daremos paso a entender el funcionamiento de este mundo. No como un universo, como en otras novelas de fantasía, sino a como es el mundo de Rose. Desde el pueblo, su familia, la pastelería y ella. Es una presentación más que aceptable en el género y en la literatura. Creo que lleva un buen ritmo, aunque él pero que le podría achacar es que la mitad de lo que leeremos aquí tal vez solo sea ese contexto y ya, que comente antes.
En el desarrollo tenemos un ritmo, muy acorde al tema. Si nos ponemos en situación de un aprendiz, así son las cosas con calma. Yo por ejemplo, nunca he leído que se critique que Harry Potter tarda 6 libros para entender muchas cosas de la magia, con todo y que va a la escuela… pues bueno, siendo justos, Rose tardo medio libro nada más para entender la magia de las recetas. Así que el desarrollo no me parece adecuado y ya, creo que es atinado pues mantiene un ritmo excelente (en tiempo y narrativa) y nos muestra varias caras de nuestro personaje. El punto flaco sin duda es el clímax y lo que se nos plantea como el problema central de la trama. Lo pondré así, pues yo identifico dos: los deseos de Rose y lo que le ofrecen a Rose. Siendo subjetivo y adulto, es muy simple, el giro se huele desde que se hace presente su detonante (y no nada más para ti, adulto de mil batallas, el mismo personaje de 12 años lo huele) y las tribulaciones de Rose son insulsas. Ahora bien, colocándome en situación, me parece atinado e incluso bueno. No le he preguntado a mi hermana para que esta sea mi opinión pero, se que si le preguntara, estaría de acuerdo.
Finalmente, el desenlace creo que es su pero más grande. En ritmo narrativo no decae pero, en la manera en que es desarrollado se hace de forma veloz, y las consecuencias del mismo, dejan con un sinsabor en la boca. Como comer chocolate amargo. Sí, es chocolate pero, mmm es amargo. Es claro que habrá secuela y demás, vaya, en el último párrafo casi se grita, y aun así, el final. No es que sea abrupto o que tenga ese aire de continuara. La obra en ningún momento trata de parecer catastrofista o de proporciones bíblicas. Y aun así, el final es muy simplón… como comer pastel y de repente, en el último bocado paladear tierra. Ese es el tipo de “corte” que nos da el final. Me temo que si deja con un mal sabor de boca, sin importar la edad. Aunque en honor a la verdad, el final me gusta, a esa parte de mí que no está curtida en la vida y que espera siempre que todos sean felices. Tal vez, valga la pena señalar que puede que me equivoque y aun niño pequeño, le guste tanto o más que a mí el final.

Recomendación.
Es curioso pensar que la advertencia nunca desaparece, ni aunque este libro sea genuinamente infantil y amistoso para todo lector. La advertencia es simple, es para cualquiera que sepa leer, no hay ningún tema sensible. Sólo sugeriría que si usted es uno de esos adultos secos y amargados (como lo somos todos los adultos, me temo), ni siquiera se acerque, lo va a odiar.

Ahora bien… sugiero sin dudar esta lectura para cualquier persona adulta que quiera acercar a un niño a la lectura, y que de paso se acerquen (adulto y niño) y compartan algo bonito: el placer de leer y ser cómplices de literatura.
Creo que este libro podría gustarle mucho a niñas pequeñas (de 6 a 12 años) porque la protagonista es una niña, que más que ser un personaje débil o fuerte, es un personaje humano, y eso es algo valioso, en cualquier género (literario o sexuado) y a cualquier edad.
Si conoce un menor (o usted es alguien), que se le dificulte leer, este libro ayuda mucho. Tanto narración, como prosa y ritmo se disfrutan. Yo lo termine en dos días y la mitad de la lectura la hice: en el transporte público, deteniéndome en la calle e incluso teniéndolo a mano en lo que “entraba” a alguna partida en línea de alguno de mis videojuegos. Creo que esto dice mucho de la calidad narrativa, envolvente y de tiempo que maneja el libro.
Acompañando el punto anterior, si usted busca algo ligero para leer, este libro es ideal, más que cualquier otro que haya recomendado hasta el momento.
En algunas partes, se presenta al libro como “una deliciosa historia de pasteles y magia que garantiza una dulce lectura”. Bueno, es totalmente sincera, no sólo por el tema, sino que, genuinamente (por lo menos en mi), despierta algo grato.

Bueno… sólo recomiendo distancia si la clasificación infantil no le gusta o si las historias sencillas y cordiales le molestan, mi estimado lector ocasional (porque los queridos/as lectores constantes, más que de lomo plateado, son valientes y nunca juzgan a un libro por su “clase”), este libro no es para usted. Pero, tal vez para alguien más noble o gentil que usted, si lo sea…

4 de 5 Kai´s posibles o un 8 en la escala Kaifan del 1 al 10 para medir algo se lleva: La pastelería Bliss de Kathryn Littlewood. Me parece, genuinamente una dulce lectura y aunque me juego el cuello mofándome tanto de “mi gente”, los adultos, bueno, ya lo comente antes… yo me impongo y acepto cualquier reto, por perjudicial que sea.

Eso sería todo por mi parte. Simplemente me gustaría aclarar que esta es mi opinión. Si tú estás de acuerdo o en desacuerdo conmigo, es válido. Tú opinión es bienvenida siempre y cuando sea expresada de manera asertiva

Un saludo a la distancia de parte de su compañero de letras y lecturas, Kaifan.

domingo, 7 de enero de 2018

Una breve opinión: La llegada de los tres

Titulo: La llegada de los tres
Autor: Stephen King
Género: Fantasía, terror, fantasía oscura
Clasificación: Ficción, novela
Páginas: 480
Editorial: Plaza y Jane
Año de publicación: 1987
Saga: La torre oscura, siendo esta la segunda parte de siete (conformada por: el pistolero, la llegada de los tres, las tierras baldías, mago y cristal, lobos del calla, la canción de Susannah, la torre oscura. El viento por la cerradura, siendo este último “nuevo”)

Lo que dice en la contraportada:
En este segundo tomo Roland se despierta en la orilla del mar, empapado y helado y con una pistola con balas aparentemente inservibles. ¿Funcionarán? Pero lo peor de todo son las langostas monstruosas con voces casi humanas que salen en busca de comida durante la noche. Estos extraños seres son capaces de morder y comer cualquier cosa, incluso a Roland, a quien le cortan dos dedos de la mano derecha y le destrozan un pie antes de que logre arrastrarse fuera de su alcance. Mal herido y con fiebre, Roland abre la puerta y pasa al otro mundo, donde encontrará tres compañeros con quienes formará el Ka-tet. Juntos viajarán a La Torre Oscura.


Argumento.
La cosa va más o menos así. Retomamos las aventuras de el legendario y último pistolero, Roland Deschain, casi inmediatamente de cuando lo dejamos, en ese místico y algo abrupto final de la primera entrega de esta saga. Que esto este escrito de esta manera, tiene un porque, al menos para mí. La torre oscura es una saga, para su venta. En la mente de King, es un libro… imagínate de que tamaño tendría que ser si en verdad fuera un solo tomo. En fin, explicaciones aparte, y abusando de que ya la descripción de la contraportada revela algo de la trama, nos encontramos con un pistolero mancillado (física, mental y emocionalmente), y que se enfrenta a una genuina situación de vida o muerte… y entonces, inician los ritos y pasajes de invocación. Esta entrega nos presentará nuevas visiones de cómo es el mundo de Roland y todo el universo que King se tardo tantos años en crear, no en esta saga, sino en gran parte de sus obras y su vida. Si hay algo que puedo decir que valga su peso para señalar la grandeza de esta saga, puede que sea simplemente esto: aparentemente, con cada entrega, la torre oscura mejora (al menos en los tres libros que llevo leídos). Que sirva de antecedente esta línea, para que sepas a que te enfrentaras en los siguientes párrafos, lector/a constante.

Personajes.
Roland Deschain o de Gilead (a la vieja usanza de la fantasía), se encuentra ante una situación que saca a relucir una parte que pocas veces solíamos ver en la fantasía: su debilidad. No solo su cordura o ser inestable emocionalmente, no, eso es más de estos años. Me refiero a la incapacidad genuina de que “pareciera” no estará físicamente a la altura, por las heridas y un cuerpo enfermo y maltratado. Esto nos permitirá experimentar como nunca el carácter del personaje. Y esto es grato porque se acentúa su personalidad. No es que Roland sea pragmático y valeroso solo cuando está sano. El todo el tiempo es práctico y tiene más de un as bajo la manga. Por eso con el paso del tiempo, se comprende porque es el último pistolero del mundo medio y no sólo eso, sino también como es que pese a tantas cosas aun puede seguir adelante. Roland me parece un gran personaje, de la fantasía pero en especial el pilar de esta entrega. Y no con esto desmerito a los demás que se irán agregando a lo largo de la saga pero, comprendo que se requiere de un personaje con el carisma y coherencia del pistolero para unir y guiar toda la saga. Es en esta entrega que (considero) el pistolero empieza a importar como personaje y no como hilo narrativo. Que de verdad te agrada y no sólo lo toleras por ser el protagonista. Y dependiendo de la edad que tengas, lo entenderás o aborrecerás por las decisiones que toma y por los conflictos que estas decisiones le presentan.

Me gustaría extenderme sobre todos los personajes que se suman al elenco de este episodio de la saga. Desgraciadamente mi manejo de no revelar partes fundamentales de la trama, y una ética flexible que hoy se puso rígida, no me lo permiten. Aun así, no puedo negar que tanto: el prisionero como la dama de las sombras, son personajes increíbles y que King sabe perfectamente cómo integrarlos tanto a la narrativa como al mundo que nos está presentando.

Pero si hay un personaje que le da ese toque de fantasía oscura a esta entrega, es sin duda
la muerte o el que empuja.
Y en si es mi personaje favorito de este libro. No porque me haya gustado, o porque su historia sea increíble. Tampoco es mi personaje favorito porque ensalce la fantasía o alguno de sus subgéneros. Si hay algo que me gusta del personaje, es el terror que puede generar alguien así. Tan común, tan cotidiano, cualquier persona cualquier día en cualquier momento de tu vida. Eso para mí es terror. Insisto, me gustaría extenderme, pero sería desleal a mis ideas y pocas cosas son peores que traicionarse a uno mismo. Únicamente pido prestar especial atención a este personaje.

En lo personal, creo que King no destaca especialmente por sus personajes. Es un maestro más de la atmosfera, de los escenarios y de las mentes más brutales y enfermizas, pero no para dotar de algo más a sus personajes. Bueno, en este caso, se reivindica con cada uno de los 4 personajes principales de este libro.

Estilo.
Narrado en tercera persona a través de la voz de un narrador omnisciente, seguiremos los pasos de los personajes. En su mayoría el rumbo de Roland, de los “otros tres”, y también de otros más circunstanciales pero que dan forma a la trama. Es a través de esta narrativa intercalada que viajaremos al universo que está creando King, no tanto para entenderlo, sino más bien para verlo y cimentar las bases del mismo.

Si hay algo en lo que King jamás falla, es en su narrativa. Puede llegar a sentirse lenta (como en el pistolero) o tratar de ser desagradable más por morbo e impactar a la mala que por sustancia (como en cosas necesarias o el pistolero), y pese a todo eso u otros defectos, la prosa te atrapa. Y ese es un sello de calidad King y a veces muy discutido. Pues finalmente, gran parte de la obra del autor busca entretener y (no entiendo porque), hay gente a la que le molesta la sencillez de ese fin. No voy a intentar entrar en ningún debate, lo único que comentaré es esto: King es considerado un maestro del terror. Y yo entiendo que es por esto: sus palabras te entretienen, esa es la magia de su prosa. Y sus mundos te atrapan, te cautivan, ese es el poder de su narrativa. Para mí, ese es el sello King y está presente en todo momento en este libro.

Finalmente, la maquetación es muy buena. No hablo tanto del trabajo artístico (que también tiene lo suyo), me centro en que he tenido este libro dando tumbos por unos 10 años y esta entero/completo. Sin mayor daño que las hojas opacas y amarillentas victimas del tiempo. Pero resistir el polvo, el maltrato de estar guardado esperando a ser leído, soportar la humedad de un lugar que incluso ha enfermado a las personas y sólo estar amarillento… eso dice mucho de la calidad de tu libro. Mi edición es de tapa blanda y en su momento era una maravilla porque contaba con ilustraciones (unas 8 o 10) a color de momentos puntuales de la novela. Aunado a eso nos encontramos en un estilo de edición común y manejada en la mayoría de novelas de la actualidad. El viaje comienza con una breve introducción de King sobre como concibió la obra, que personalmente me gusta. No soy fan a muerte de King, pero esta cercanía y cuidado con el lector, se agradece. Tenemos también un breve resumen de lo que sucedió en la entrega anterior y posterior a eso el “subtitulo” de la obra: 19 en una hoja y renovación en otra. Así saltamos al prologo (cada parte tiene un pequeño dibujo alusivo). Continuamos con “el prisionero” que consta de 5 capítulos, divididos en “fragmentos” señalados con números. Uno, dos, tres, etc. Cada capítulo tiene su titulo. Y aquí sucede algo grato, entre cada “parte”, hay un apartado alusivo a la baraja. En el primero, “baraja”, seremos participes de cómo “las cartas se barajan” varias veces aportando información interesante, para el pistolero y para el lector. Sigue “la dama de las sombras” que consta de cuatro capítulos. Proseguimos con “otra baraja”. La siguiente parte es “el que empuja” con 4 capítulos. Y cerramos la novela con la “última baraja” y ultima parte de la novela.

Desarrollo.
Sin afán de ser reiterativo, no puedo evitar destacar que esta obra cuenta con un gran manejo de la prosa/narración por parte del autor. Sumando puntos al factor de entretener y atrapar al lector. Bueno, todo esto es posible porque King aquí hace las cosas en un buen ritmo. El inicio por ejemplo, no es lento, pero si va con calma describiendo muchas cosas porque serán usadas más de una vez a lo largo de la novela y hay que dejarlas claras, para posteriormente no ahondar en eso y perder tiempo en ser repetitivos. El medio de la novela y su clímax son llevados de forma exquisita sin duda, ya que el cuerpo de esta entrega son “los tres” y cada una de sus partes cumple con la función de presentarnos a los personajes, sus antecedentes, el cómo forjan su lazo entre sí, e incluso lograr que tengamos opiniones o emociones por ellos. Como he escrito, es maravilloso el leer algo así. El final o cierre claro que es inconcluso porque esta es solo una parte de una gran novela, pero no por eso es un cierre vulgar que se ha hecho tan común en estos días. De esos que te dejan en ascuas y que te “obligan” a comprar la otra entrega. Claro que hay cuestiones por resolver, pero nadie se queda en el limbo de la vida o la muerte o en un momento de alta tensión, digamos que el final es más un “continuara” que un “¿qué sucederá con nuestro protagonista?”. Y eso también es grato y es una muestra, creo, del amor que ha impreso King en esta obra. Tanto para su creación, como para el lector.

Recomendación.
La advertencia primero. Este libro bajo la supervisión del tutor, lo disfrutara mucho un/a muchacho/a de unos 12 años, aunque creo que su fuerte por el tono oscuro, serán los adolescentes pasando los 15 años, a los cuales, del mismo modo sugiero un tutor este al pendiente de su lectura. Principalmente por los temas de violencia, sociópatia y similares joyas presentes. Aunque cae aclarar, que es menos grafico que el pistolero, si está más cargado del tema de la muerte y el manejo de las personas con rasgos antisociales o que disfrutan herir o matar.

Hecha la advertencia, si algo de lo que he expuesto antes te llama la atención, te gustara el libro y el personaje. Sólo, mantén los pies en la tierra: no es un estudio de caso ni está basado en hechos reales, es ficción y su fin es entretener.
Aunado a la sugerencia anterior, debo decir que es una buena entrada a la literatura fantástica de corte oscuro.
Y sumándole a estos dos puntos anteriores, he de agregar que es un buen respiro a la literatura épica o de ese estilo medieval que es un tanto más común en el género de la fantasía.
Considero esta una buena saga para leer en lo que estas a la espera de otras sagas, pues una de sus grandes ventajas es que está terminada y además, la obra de King es accesible en precios y existencias, al menos la mayoría del tiempo.
Si te gusta la obra de King, creo que esta saga es obligada por dos razones: la primera es ver al maestro King crecer con su obra. La segunda es que el mismo la considera su gran obra/obra máxima.
Si quieres una obra que evidentemente, se toma su tiempo para contarte algo, esta saga es tu opción.
Y aunque suene obvio, sugeriría que antes de leer este libro, se lea el pistolero.

El único pero que le veo, es que la fantasía oscura, los temas de la violencia (desde física a lo emocional o sexual), que no sea lo tuyo nada de lo relacionado a la fantasía o que, finalmente, no te gusten las sagas largas.

4.5 de 5 Kai´s posibles o un 9 en la escala Kaifan del 1 al 10 para medir algo se lleva: La llegada de los tres, de Stephen King.

Eso sería todo por mi parte. Simplemente me gustaría aclarar que esta es mi opinión. Si tú estás de acuerdo o en desacuerdo conmigo, es válido. Tú opinión es bienvenida siempre y cuando sea expresada de manera asertiva

Un saludo a la distancia de parte de su compañero de letras y lecturas, Kaifan.

sábado, 6 de enero de 2018

Una breve opinión: Nombre de perro

Titulo: Nombre de perro
Autor: Elmer Mendoza
Género: Novela policiaca, novela negra, narco novela
Clasificación: Ficción
Páginas: 212
Editorial: Tusquets
Año de publicación: 2012
Saga: El zurdo Mendieta III (No creo que tenga nombre la saga pero, para fines practicos y de continuidad así la manejare. Se compone de: Balas de plata, la prueba del acido, nombre de perro, besar al detective y asesinato en el parque Sinaloa)

Lo que dice en la contraportada:
Tras resolver los complicados casos narrados en Balas de Plata y La Prueba del Ácido, el detective Edgar "el Zurdo" Mendieta tendrá que sumergirse de nuevo en las redes del narcotráfico para ayudar ni más ni menos que a Samantha Valdés, jefa del Cártel del Pacífico. Y es que Valdés ha recibido un duro golpe: durante una reunión con otros jefes del narco para pactar una tregua que le siguiera el juego al Estado, han asesinado a su amante. Ahora busca venganza. Mendieta acepta ayudarla, sin imaginarse la maraña de sospechosos que lo conducirá a espacios de poder con los que ni siquiera había soñado. Mientras tanto, encontrará tiempo para investigar el asesinato de un dentista, enfrentar una acusación por tortura, "convivir" con su hijo Jason y reencontrarse con la madre de este, Susana Luján, a quien ha seguido desde Los Angeles un marine que la pretende y con quien el Zurdo saldará cuentas.
Acompañado de Gris Toledo, su leal y cada vez más perspicaz ayudante, el Zurdo deberá infiltrarse en lo más hondo y oscuro de la "guerra contra el narco", sus figuras, sus traiciones y sus pactos.
Este formato irá mejorando con el tiempo, pero en general, podemos dividirlo de este modo:

Argumento.
Tratare de darle un giro a esto. Recorreremos con el Zurdo diversos momentos interesantes. Una disputa de territorios de los carteles, algunos homicidios interesantes, tanto dentro de la jurisdicción del Zurdo como fuera de ella, trabajando así para la ley y el narco. Además de ver todo el problema que es ser, ya no un trabajador de la procuraduría que es más o menos incorruptible por el hampa de la droga, sino además ser un pobre diablo común y corriente que tiene traumas del pasado, un pasado que a veces tiene nombre y apellido o incluso un lazo sanguíneo o emocional contigo. Lo único que me hace volver a estos libros, y al autor, es el Zurdo. Un hombre que pareciera que es tan real que te dan ganas de viajar a Sinaloa para ver si de casualidad no te lo encuentras vagando en algún antro de mala muerte o cubriéndose de una balacera o tal vez, llorando en su casa víctima del peso de todas las horripilantes cosas que le han sucedido y aun lo persiguen.
Siendo esta la tercera entrega de las aventuras del zurdo (y mi favorita de las 4 que he leído hasta ahora), debo señalar que si hay algo que me parece muy bien logrado es como la trama se une. No son tanto los giros, que para ser sincero el principal en verdad no lo vi venir, sino él como los personajes de apoyo, llámales antagonistas, secundarios o similares, nutren la historia y dan ese giro final que te hace sentir genuinamente recompensado. Es complicado alabar personajes que sólo son apoyo, y nada más, pero ya me explayare adelante.

Personajes.
Que un personaje se sienta real, o tenga conductas y emociones coherentes acordes a lo que se te narra, no lo hace entrañable o que te genere simpatía. Me atrevería a decir que por ejemplo, un buen personaje simplemente debe generar una emoción en ti, tan fuerte que te des cuenta de ella. Por ejemplo, yo detesto a Harry Potter por ser un cliché adolescente y de niño prodigio. Esto no hace malo el trabajo de Rowling, por el contrario, significa que supo crear un personaje que es capaz de hacerte sentir algo. Dudo que la intención fuera que lo despreciara, pero venga, se entiende. Con el zurdo entiendo que puede pasar algo así. No es un personaje que puedas llegar a querer o que puedas odiar, pero algo en su forma de ser tan jodidamente humana, tan mexicana, tan derrotista y a su vez incansable, te hace mirarlo y sentir algo. En mi caso, el zurdo me agrada. Como un todo el trabajo de Mendoza no me convence íntegramente pero, si lo veo por partes hay segmentos muy sólidos que hacen que esas partes flojas no se desprendan y así tenemos un “todo”. El zurdo es un elemento importante de la trama, tanto por el hecho de ser el personaje protagonista, como por qué tipo de personaje es. Me parece que en esta novela es donde el personaje toma la cúspide de lo que puedes creer que sería realmente un hombre en la vida real que corriera con la suerte del zurdo. Lleno de contrastes, sin ir lejos como el que señale antes: derrotado pero nunca se rinde. Así somos muchas personas de opuestas, un personaje de ficción no tiene porque ser una excepción. Es así como el personaje del zurdo se roba la novela, gracias a que Mendoza vuelve palpable al personaje a través de la caracterización.

Los demás personajes, como mencione, son de apoyo. Cuando piensas en una repisa no te pones a pensar en las ménsulas, en ese apoyo invisible a la vista, no. Piensas en la repisa y en que pondrás en ella, no en las olvidadas y confiables ménsulas. Así son la mayoría de personajes que hay en esta novela. Muchos repiten (la compañera del zurdo, gris, ger el ama de llaves, incluso el hijo Jason o la capo Samantha), pero esto no los dota de más personalidad. Si se exploran un poco, aunque pareciera que es más para dar apoyo al zurdo que para dotarlos de personalidades y vidas aparte del protagonista. Pongámoslo así, y esto no es crucial realmente para la trama, la relación de Gris y su novio Rodo entra en un punto de inflexión por saber cuál es su siguiente paso como pareja. Es mencionado en la novela, pero no afecta gran cosa a nada de la trama en realidad. Vamos, que a lo mucho hay algunos diálogos alusivos (váyase a buscar al guey ese, yo me encargo del caso) y ya. El zurdo es un buen jefe/compañero, sí. Pero nada más, no hay mayor profundidad. Y está bien, en una novela negra, eso cabe esperar. En mi saga favorita (todo Belascoaran) la pareja del protagonista jamás deja de ser la chica de la cola de caballo, incluso cuando ya no es tan juvenil, sigue siendo la chica. Es correcto, es lo que cabe esperar del género. Y que se me permita enfatizar correcto, que no es lo mismo que bueno o malo.

Estilo.
Aunque con el tiempo el apartado ha crecido en algo más que un departamento de quejas, no olvido que fue por la mano del editor o del autor (no sé realmente quien sea responsable) de estas novelas que “pensé en agregar este apartado”. La razón es que la forma en que está narrada la novela, es toda una parrafada interminable. Siendo distinta a la mayoría de novelas que he leído (ya escribiré un par de cosas sobre Fuentes), en las que cada dialogo es separado por guiones y claramente distinguible, aquí no es el caso. Simplemente todo sucede separado a lo sumo por puntos, y lo peor no es eso, que en esencia no sería malo. El detalle es que a veces de plano no sabes quien dijo que, pues además de que no hay clara diferenciación entre diálogos, a veces ni siquiera se nos expresa el orden en que los personajes toman la palabra, o alguna característica para detectarlos fuera de sus palabras. Imagina algo así, lector/a constante:
Hola. Hola. ¿Qué haces? Lo que se tiene que hacer. Cosas que hacer, siempre hacemos lo que tenemos que hacer, hacer, hacer. ¡Deja de cantar a pancho pancholi y mejor canta lo que quiero que me cantes. Nel. Que sí. Que no. Que no. Que sí. Que no o que si, ¿Ya no sé?
Si gustas no es tan exagerado, y sin embargo, así lo he vivido cada que leo una de estas novelas del zurdo. El que sea en tercera persona, lo vuelve un ejercicio de paciencia o de que te importe más bien poco, pues, por suerte, la trama cumple. Este es el otro gran fuerte de las novelas del zurdo. La trama que te presentan y el cómo es narrado, salvo diálogos o que le agarres el truco, es ágil y directa. Claro que hay descripciones pero no son nada más para rellenar, sino puntuales y que te dejan imaginar lo que el zurdo persigue. Escenarios de un crimen, pistas claras o las muecas que puede hacer un personaje. Que grato por la narrativa en general, que pena por el formato de los diálogos.

La maquetación es sencilla. Una edición económica y de bolsillo que busca eso, cumplir. Como los personajes de apoyo o como los diálogos.

Desarrollo.
Me repito: lo mejor de esta obra es el zurdo y lo que te cuenta. No nada más lo que nos quiere narrar Mendoza, sino también el ritmo y la coherencia con el entorno al hacerlo. Creo genuinamente, que aunque la novela policiaca y sus derivados, como lo es la negra o este hibrido que son las narco novelas ahora, aunque tienen un método simple, no por eso son fáciles de hacer o de narrar. No he tenido el infortunio de caer en una novela o relato sobre crimen que tenga un tiempo pésimo. Y si decimos tiempos mal llevados, decimos desarrollo mal hecho. Es relativamente simple esta fórmula…
Presentas una situación a investigar y a tu protagonista. En este inter que aun es el inicio, entran los personajes de apoyo y conocemos al personaje. En la policiaca o detectivesca ahondas más en el caso y destacan habilidades y contactos del protagonista. En la negra ahondas más en el protagonista y te dejan entrever sus defectos y algunas virtudes a través de cómo se investiga el caso y de los contactos del protagonista. En el punto clímax de la policíaca se hacen los giros de tuerca y el autor a través del protagonista nos lleva al final que puede ser rítmico o abrupto, pero se resuelve el caso y a veces entrevemos algo más del protagonista o a veces nada más termina como cuento o relato, se acaba el caso o se resuelve el misterio y así acaba nuestra historia… hasta la próxima. En la negra el clímax no es la resolución del caso, sino un giro de tuerca que pone contra las cuerdas a nuestro protagonista, ya sea por el caso o por las cuestiones personales, esto inevitablemente nos arroja al final en el que, usualmente se resuelve el crimen. Pero lo importante, sagaz y observador/a lector/a constante, nunca es el crimen o el caso, es la situación del protagonista. Así al final tenemos una noción más clara del protagonista, tal vez de algunos de sus contactos/apoyos y antes de que cerremos el libro nuestro personaje central, seguramente estará más demacrado que al inicio, emocional y físicamente.
Bueno, eso sucede en esta novela y se respeta a rajatabla. Y está bien, no nada más porque sea correcto, sino porque al seguir esas pautas somos atrapados en una trama interesante, ya no nada más por nuestro protagonista, sino por el caso a resolver. La ejecución es sobresaliente y sin duda, para mi esta es una de las dos razones que me hacen regresar a Mendoza y que me dejan claro porque el zurdo sigue teniendo aventuras.
Únicamente destacaría que, aunque el narco tiene un papel de mayor peso que en las otras novelas (ya sea de forma clara y activa o velada y pasiva), aun así se lleva más la trama el caso o el zurdo. Creo que esa es otra de las razones por las que tengo en tan alta estima esta novela, cosa que no sucede con Besar al detective, por ejemplo.

Recomendación.
La advertencia de edad, me atrevo a decir que es para mayores de 15 años o si su adolescente es muy impresionable, mejor hasta los 18 o bajo la supervisión de un adulto. Sí, hay violencia, pero no en exceso. El problema es que a veces, algo que tanto daño nos hace, sin querer (espero que así sea), puede glorificarse al punto de ser algo anhelado.

Si de alguna forma te gusta lo referente al Narco, no me cabe duda que esta novela, lector/a constante te interesara. Ya sea que tu estés entre esas personas que ven de forma idílica este estilo de vida y a los que la llevan o si eres un detractor. Aquí el giro es que sólo a uno de esos dos les gustara… ya toca de ti jugártela para ver si te gusta o lo desprecias.
No me parece la mejor saga de novela negra mexicana que se ha escrito (para eso está Belascoaran de Taibo II), ni la que actualmente retrate mejor el género (para eso tenemos la saga Malasuerte de Hilario Peña), y aun así, este libro en especial, es un digno representante y contendiente. Si tu gustas de la novela negra, te gustara sin duda y aunque lo ideal es leer en orden, si la leyeras de forma independiente, no te perderías tanto. Aun así, sugeriría leer antes las otras dos novelas que preceden esta.
Si lo tuyo es la policiaca, y quieres darte un respiro o un entremés, pero sin alejarte del genero, esta es una excelente opción.
Si lo tuyo son otros géneros, pero buscas algo para leer que sea ágil y te atrape, ya sea para olvidarte un rato del ajetreo de tu localidad o mientras esperas, esta es una buena opción sin duda.

Los únicos peros que le encuentro a esta obra son: que alguno de los generos a los que se faja (policiaca, negra) no te guste. Que lo relacionado al narco no te agrade. Que la violencia de balaceras y desmembramientos no te guste. Y especialmente, que no te gustara el párrafo de ejemplo que escribí más arriba, pues en verdad, eso no se debería hacer con la edición.

3.5 de 5 Kai´s posibles o un 8 en la escala Kaifan del 1 al 10 para medir algo se lleva: Nombre de perro, de Elmer Mendoza.

Eso sería todo por mi parte. Simplemente me gustaría aclarar que esta es mi opinión. Si tú estás de acuerdo o en desacuerdo conmigo, es válido. Tú opinión es bienvenida siempre y cuando sea expresada de manera asertiva

Un saludo a la distancia de parte de su compañero de letras y lecturas, Kaifan.